TDAH



  El TDAH o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno neurobiológico de carácter crónico, sintomáticamente evolutivo y de probable transmisión genética que afecta entre un 5 y un 10% de la población infantil, llegando incluso a la edad adulta en el 60% de los casos. Está caracterizado por una dificultad de mantener la atención voluntaria frente a actividades, tanto académicas como cotidianas y unido a la falta de control de impulsos.

Hay que dejar claro que no todos los síntomas son iguales en todos los pacientes; éstos pueden existir en diferentes grados de intensidad.
El trastorno se divide actualmente en tres subtipos de acuerdo a las principales características asociadas:

Deficit Atención

  • Dificultades para mantener la atención concentración.
  • Parece que no escucha.
  • No siguen instrucciones.
  • No termina actividades.
  • Dificultades para organizar tareas.
  • Dificultades para retener datos y órdenes.
  • Extravían objetos.
  • Evitan esfuerzo mental.
  • Se distraen.
  • Descuidados en actividades diarias y actividades académicas.

Hiperactividad

  • Se remueve en su asiento.
  • Abandona su asiento.
  • Corren, saltan en situaciones inapropiadas.
  • Dificultades para dedicarse a actividades tranquilas.
  • Siempre en movimiento.
  • Necesidad de cambiar de actividad continuamente.
  • Hablan en exceso.
  • Propensos a los accidentes.
  • Dificultades en la coordinación motora.

Impulsividad

  • Actúan antes de pensar.
  • Precipitan respuestas.
  • Dificultades para guardar turnos.
  • Interrumpen actividades o conversaciones.
  • Dificultades para medir las consecuencias de sus actos.


Generalmente, son los padres, profesores, psicólogos escolares, pedagogos o pediatras los que primero pueden detectar un posible TDAH en un niño que tiene problemas que no se explican. Pero son los profesionales médicos (neuropediatra, psiquiatra infantil, psiquiatra o neurólogo) los que realizarán un diagnóstico definitivo. Éste es fundamentalmente clínico e incluye:
  • Entrevistas con los padres y el niño
  • Una evaluación de la información de los profesores
  • Exámenes físicos
  • Pruebas complementarias para descartar otros problemas.

TRATAMIENTO MULTIMODAL

Después de haber obtenido un diagnóstico de TDAH es el momento de llevar a cabo un tratamiento multimodal para intentar eliminar o disminuir los síntomas del trastorno. Este tratamiento multimodal deberá abarcar el ámbito familiar, el escolar, e irá acompañado de intervenciones psicopedagógica y clínica, además de ser recomendable ponerse en contacto con la Asociación más cercana.

MITOS

Es necesario desmentir ciertos mitos...pincha aquí











                            
MAS INFORMACIONES...pinchando en las imágenes

 DOCUMENTOS
LIBROS GUIAS


PUBLICACIONES SOBRE TDAH